¡Salud!

Los sistemas de limpieza convencionales no quitan el polvo de verdad sino que principalmente sólo lo esparcen alrededor.
Haciendo eso las sustancias más dañinas, como mohos, excrementos de insectos,
partículas de piel y muchas más, son arrojadas al aire y pueden crear un ambiente malo e insano en casa.
Para una verdadera limpieza se necesita agua y el DELPHIN.